Esto es algo que cualquiera que esté en la música se veía venir. Lo que no todo el mundo se da cuenta es que, además de las pérdidas por no actuar y no cobrar nuestros cachets, la recaudación de derechos de autor por conciertos también se verá afectada. De mal en peor.

Leer noticia completa aquí