El Blog de AMA es un lugar donde se expone la información más útil y actual de nuestro sector. Podremos debatir y compartir pensamientos relacionados con la música y todo lo que la rodea.

Es habitual ver en publicaciones musicales referencias al Mainstream, que no es ni más ni menos que el conjunto de los géneros más populares de música, esos más difundidos en medios de masas, más vendidos, lo opuesto a lo alternativo o indie. Rosalía, en una reciente entrevista, lo definía acertadamente como una cuestión de más alcance para un repertorio. Esa corriente principal, en traducción literal, es la que puebla las listas de ventas, las de streaming y las radiofórmulas.

De alguna manera relacionada con esa palabra traemos hoy otra: Crossover, algo menos común.  Habitualmente se entiende en nuestra industria por hacer crossover cuando trascendemos nuestro público natural y alcanzamos otros tipos de público despertando su interés por nuestra música. Es lo que se persigue por ejemplo con los duetos entre artistas que en principio pertenecen a mundos musicales distintos (incluso a razas, edades o posicionamientos personales distintos), como Alejandro Sanz y Alicia Keys, o Pablo Alborán y Dua Lipa, o Tony Bennet con Dani Martin. Se busca que el público natural de cada artista se interese en la propuesta del otro intérprete del dueto.

Es la misma intención que anima las remixes dance de artistas pop , o el featuring de un rapper tras el segundo estribillo de un tema pop. También lo son las versiones en un idioma distinto al propio para intentar conquistar un territorio lingüístico que no se controla aún. Esta aventura no siempre sale bien, paro cuando funciona, marca un antes y un después. Le sucedió a Nat King Cole con su superguiri acento cantando temas latinos en español, y a Madonna le bastó con una frase en castellano: La Isla Bonita, para conquistar millones de corazones hispanos.

Los music supervisors del cine son responsables también de hermosos casos de crossover. Para no hacer esto muy largo, citaré solo a uno de los mejores y más originales. Quentin Tarantino , quien ya introdujo a Lole y Manuel (Y tu mirá) en Kill Bill 2, y ahora reverdece para las nuevas generaciones  repertorio de los Bravos en su ultima película. Deseando verla ya y comprobar como ha sincronizado ese Bring a little lovin

Manuel Aguilar

 

 

Es posible que a veces sientas que te pìerdes algo por no saber inglés. En la música popular, dominada por los anglosajones habitualmente, se usan multitud de términos en inglés, que luego se reproducen en clases, talleres, artículos, etc.

En AMA hemos pensado en seleccionar una serie de esas palabras y frases para ofrécertelas traducidas y analizadas. Siendo como son muy, muy usuales en el mundo musical y en cuestiones relacionadas con la monetización de nuestra música, seguro que te resulta útil tenerlas agrupadas en nuestro Instagram, en Facebook y en este blog, en donde desarrollaremos un poco más las traducciones que posteemos en Instagram y Facebook cada semana.

Hemos empezado con una frase que define nuestro trabajo como autores: I´m a songwriter. Que hemos traducido como Soy autor de canciones. En efecto, los angloparlantes tienen una palabra especifica para quienes se dedican específicamente a componer canciones, y así diferenciarlos del composer, el autor de música que no es una canción. Como veremos una y otra vez, en castellano no tenemos una palabra equivalente, por lo que hay que usar el grupo de palabras autor de canciones, o compositor o autor (que es mucho menos especifico que songwriter). Una y otra vez comprobaremos que, en este aspecto del lenguaje, es determinante que los anglosajones hayan ido siempre por delante en la hegemonía de la popular music. No solo nos venden géneros y estilos sino también el vocabulario asociado a ellos (como hacemos nosotros con el flamenco, por ejemplo).

La siguiente palabra es Hook. Hace tiempo que se viene usando en castellano la traducción literal Gancho como opción, pero sin duda no tiene la profundidad de uso que el término inglés. Te ofrecemos esta definición de Hook: Palabra, frase o motivo fácil de recordar que se repite a lo largo de la canción. Aunque es más común usarlo para motivos musicales, también vale para palabras de la letra, título del tema, etc.

Pues esa es la función del hook, el que ese gancho de la canción se nos pegue como superglue y no nos podamos sacar ese título o motivo musical de la cabeza. No tienen que darse en música y letra a la vez, pero cuando se dan juntos se obtiene un efecto demoledor: ¿Puedes recordar sólo la letra del estribillo de No woman no cry de Bob Marley sin que te venga a la mente la melodía también? ¿O Bailando de Alaska y Pegamoides?

Si piensas algo como “pero esto siempre es así en las canciones ¿no?”, la verdad es que no con la rotundidad de los ejemplos que he puesto. Hay ahora mismo en las listas varios ejemplos de esto. Temas que, sí, claro, tienen hooks, pero no con esa contundencia. En ocasiones incluso el hook de letra ni siquiera está en el estribillo. Son canciones exitosas, con equilibrios y ganchos personales, como Electricity (Dua Lipa) en la que el título del tema está en el precoro y no en el estribillo y no creo que esa parte se vaya a quedar en la memoria colectiva como los hooks de los temas citados más arriba. Si se te ocurre algún ejemplo más de este tipo ¡escríbelo en los comentarios!.

See you soon, hasta pronto (que no es mal hook tampoco…)

 

Manuel Aguilar

Autor, intérprete y productor

Autores de Música Asociados

 

Última entrega del argumentario del Parlamento Europeo acerca del Artículo 13 y el resto de la Directiva Europea de Derecho de Autor en el Mercado Único Digital. En este último capítulo la traducción corre a cargo de nuestro Tesorero Manolo Aguilar, mientras que de las dos anteriores se encargó nuestro Presidente Javier de Juan. Javier y Manolo reeditan así, aunque en el ámbito del derecho de autor, el tándem que les dio a conocer en el sector musical como base de ritmo muy solicitada en las grabaciones de los años 80.

¿Esta Directiva afecta a los memes?

El borrador de la directiva no recoge regulación alguna sobre los memes, por lo que nada se establece a favor o en contra de ellos.

Los memes se relacionan con los derechos genéricos de cita o parodia, y estos derechos no son objeto de esta Directiva. Esta Directiva está enfocada a determinar la responsabilidad de las Plataformas respecto a las obras protegidas por derechos intelectuales. Las leyes de cada país establecen el balance entre libertad de expresión y derecho a cita/parodia, no es la finalidad de esta Directiva. Es un hecho que algunos países restringen más que otros el alcance del derecho de cita/parodia, pero este es un debate que debe ser desarrollado a escala nacional.

¿A qué se deben las numerosas objeciones que viene cosechando esta Directiva?

Esta Directiva ha sido objeto de intensas campañas. De hecho, las estadísticas realizadas en el seno del Parlamento europeo muestran que l@s europarlamentari@s rara vez (o nunca) habían sido objeto de un grado similar de acción lobbistica anteriormente (en forma de llamadas telefónicas, emails, etc.)

Este tipo de campañas generalmente tienen un efecto de “bola de nieve”, que pretende establecer conceptos como que la Directiva “rompe Internet” o “acaba con Internet” tal y como la conocemos. Desde el momento en el que esta Directiva no reconoce nuevos derechos a los creadores, ni impone nuevas obligaciones a las plataformas o a los agregadores de noticias, tales campañas parecen excesivas.

Hay numerosos ejemplos y precedentes de campañas prediciendo resultados catastróficos que jamás han resultado ciertas. Por ejemplo:

Las telefónicas argumentaron que la eliminación de las tarifas de roaming pondría en peligro su viabilidad. Los lobbies del tabaco y la restauración predecían que el público dejaría de ir a bares y restaurantes debido a la prohibición de fumar. La Banca dijo que, de implementarse medidas más duras en la regulación de sus operaciones, no podrían seguir dando créditos a empresas y particulares. El lobby de las tiendas duty-free llegó incluso a augurar el cierre de aeropuertos debido al cese de la exención de impuestos en los artículos de dichas tiendas. Nada de todo esto ha sucedido.

¿Es el principal propósito de la Directiva la protección del pequeño creador de contenidos?

Aunque el borrador de la Directiva está orientado a ayudar a todos los creadores a la consecución de una posición mas sólida en las negociaciones con las plataformas, los principales beneficiarios van a ser los creadores a pequeña escala. Otros agentes de mayor envergadura en el sector cuentan en general con despachos de abogados y asesores que les asisten en la defensa de sus derechos, mientras que el pequeño creador no cuenta con los medios suficientes para permitirse esos costes.

Se escuchan quejas respecto a la posibilidad de que, conforme a lo establecido en el Artículo 13, algún contenido pueda ser retirado de las plataformas si se desconoce quién es el propietario de los derechos.

La intención que anima el Articulo 13 es proporcionar a los creadores una posición más fuerte a la hora de reclamar una compensación justa por la explotación de sus obras. Por ejemplo, en el caso de un artista que ha notificado a plataformas como YouTube que determinadas obras son de su propiedad. Por el contrario, si se desconoce la identidad de los titulares de los derechos, no se puede pedir responsabilidad a la plataforma.

Es una queja recurrente que la directiva va a tener un profundo y negativo impacto en los medios de vida de cientos de miles de personas…

Lo más probable es que ocurra todo lo contrario: la intención de la Directiva es ayudar a numerosos creadores a que tengan los medios de vida que merecen por el uso de sus obras, y que necesitan para poder seguir creando. La Directiva persigue que una mayor cantidad de dinero vaya a los artistas y periodistas en lugar de a los agregadores de noticias y sus accionistas, una transferencia de recursos que potencia la creación de puestos de trabajo.

¿Cómo afectará la Directiva a los usuarios normales?

La directiva no va dirigida a los usuarios comunes, al ciudadano consumidor de Internet.

Por el contrario, el borrador de la directiva afecta a la actividad de las grandes plataformas digitales y agregadores de noticias como Google’s YouTube, Google News o Facebook, haciéndoles  remunerar correctamente a artistas y periodistas de cuyo trabajo sacan estas compañías beneficios económicos.

Las grandes plataformas digitales y agregadores de noticias tendrán más motivos de los que tienen actualmente para alcanzar acuerdos de retribución justa (licencias) con artistas y con editoriales de noticias que se hayan acreditado previamente como los propietarios legales de un trabajo.

Una plataforma, o un  agregador de noticias, estará más incentivado para alcanzar dichos acuerdos porque, en ausencia de los mismos, será directamente responsable en el caso de difundir un trabajo o una parte del mismo sin el correspondiente acuerdo legal de remuneración a su propietario.

La legislación actual proporciona un espacio de actuación muy relajado,  para que estas compañías puedan «ponerse de perfil» y eludir esta responsabilidad.

La expectativa es que estas plataformas y los agregadores de noticias se verán impulsados finalmente, por esta Directiva, a adoptar una política de remuneración justa hacia aquellos de los que consiguen sus beneficios económicos.

¿Conseguirá esta directiva afectar a la libertad en Internet  o desembocará en una Internet censurada?

La libertad en Internet así como en el mundo real seguirá existiendo, siempre y cuando esta libertad no sea ilegal o interfiera en la libertad de otras partes interesadas. Esto quiere decir que un usuario podrá continuar subiendo material a las plataformas de Internet,  y que esas plataformas y agregadores de noticias continuarán dando alojamiento a todo ese material, siempre y cuando esas plataformas respeten el derecho de los creadores a una retribución justa.

En la actualidad las plataformas digitales y los agregadotes de noticias, remuneran a los creadores en una base voluntaria y en un grado muy limitado.

El borrador de la directiva no va a ser una herramienta de censura.

Aumentando la responsabilidad legal, el borrador de la directiva aumentará la presión sobre  las plataformas digitales/agregadotes de noticias para que se cierren acuerdos de justa remuneración con los creadores de trabajos de los cuales las  plataformas digitales/agregadotes de noticias sacan beneficios económicos. Eso no es censura.

PREGUNTAS Y RESPUESTAS ACERCA DEL

“BORRADOR DE LA DIRECTIVA SOBRE DERECHOS DIGITALES  DE AUTOR”

Como prometimos en Diciembre, compartimos la información necesaria sobre la nueva nueva Directiva Europea de Derecho de Autor, que incluye el célebre Articulo 13 que habréis visto por ahí. Lo vamos a hacer en varias entregas, para que no sea muy denso, y además, vamos a postear estrictamente la traducción que hemos hecho del argumentario del propio Parlamento Europeo. En la última entrega haremos nuestra propia valoración. Vamos allá, todo lo que sigue es traducción de este texto oficial del PE, traducción que en este capítulo ha estado a cargo de nuestro Presidente Javier de Juan.

http://www.europarl.europa.eu/news/en/press-room/20190111IPR23225/q-and-a-on-the-draft-digital-copyright-directive

Este artículo proporciona respuestas a algunos de los temas que surgen cuando miramos al posicionamiento del Parlamento Europeo en el proceso en marcha para conseguir sacar adelante la directiva sobre los derechos digitales de autor.

Destaca la posición adoptada básicamente por el Parlamento Europeo y expone algunas de las críticas que surgen con frecuencia en base a la posición del Parlamento. En el momento de la publicación, las negociaciones no han concluido todavía por lo tanto algunos de los elementos que aquí se exponen pueden sufrir cambios.

¿Qué pretende esta directiva sobre los derechos de autor?

La Directiva sobre Derechos de Autor en el Mercado Único Digital, busca asegurar que los artistas (especialmente en la pequeña escala: autores, intérpretes) y las editoriales de noticias y periodistas, se beneficien del mundo digital y de Internet tal y como lo hacen en el mundo analógico llamado también “offline”.

A día de hoy, debido a una regulación anticuada que no se ciñe al mundo actual, las plataformas digitales y los agregadores de noticias concentran la mayor parte de la explotación, mientras, artistas, periodistas y editoriales de noticias ven sus trabajos circular libremente, en el mejor de los casos recibiendo una ínfima  retribución por ellos.

Esto hace muy difícil para los artistas y para los profesionales de la comunicación conseguir los medios necesarios para vivir decentemente.

  • Es muy importante resaltar que el borrador de la directiva no crea ningún nuevo derecho para artistas y periodistas. Simplemente asegura  que  sus derechos ya existentes se hagan respetar.
  • Tampoco crea esta directiva ninguna nueva obligación para las plataformas digitales y los agregadores de noticias. Solamente garantiza un mejor cumplimiento de las obligaciones ya existentes.
  • Todo lo que en la actualidad es legal y es permitido compartir, seguirá siendo legal y se podrá compartir libremente.

En pocas palabras,

El borrador de la directiva intenta obligar a las  plataformas digitales gigantes y a los agregadores de noticias (como YouTube o GoogleNews) a pagar a los creadores de contenido (artistas/músicos/actores y periodistas) lo que en realidad les deben;

Ninguna nueva obligación o derecho ha sido creado. Todo lo que en la actualidad es legal y está permitido compartir, seguirá siendo legal y seguirá estando permitido compartirlo.   

La próxima entrega, muy importante, será sobre  ¿Cómo afectará la directiva a los usuarios normales?

Traducción de Javier de Juan Romeu para AMA. Difúndela libremente, citando la fuente por favor.

La página Music Bussiness Worlwide comenta un estudio de los analistas de mercado BuzzAngle en el que desmenuzan las listas de ventas americanas. Ese análisis muestra una hegemonía absoluta del hiphop en USA (que cada cual luego debata sobre si tal artista es hiphop, trap o qué) de tal forma que, en el Top 25 de temas con más streamings, 20 son del territorio hiphop y en el Top 10 son nada menos que NUEVE.

Las excepciones son Ed Sheeran, Maroon Five, Camilla Cabello, Imagine Dragons y Ella Mai

Sin embargo, lo que más me llama la atención de este artículo de MBW es el análisis respecto al número de autores acreditados en los temas. La media de autores de los temas del Top 25 se sitúa en 6,5, mientras que en el Top 10 se dispara a 9,1 (¡)

Bueno, en la medida en que la mayoría de los temas son de rap, se puede asumir que hay créditos de autoría para los rappers que intervienen, los autores de samples que se utilizan, productores de las bases, etc.

También, en otros géneros, se está viviendo una expansión de los equipos de composición- producción, con varios roles muy delimitados, que justifican la aparición de cuatro o cinco autores en los temas de artistas singers-no-songwriters. Puede ser el caso de los equipos como los Smizzingtones (Mars-Lawrence-Levine), otras agrupaciones de estos mismos, las alianzas lideradas por Max Martin, el equipo conocido como 1.500 or Nothing, etc.

Más preocupante es la situación que se vive con los productores musicales de corte más tradicional, más centrados en la dirección de la producción en general. Parece que, con la caída de ventas de discos físicos y descargas, se esté eligiendo la vía de remunerarles a través del derecho de autor para compensar la bajada de ingresos por royalties. Me llama la atención a este respecto el caso del álbum 25 de Adele, en donde encontramos los nombres de los productores Greg Kurstin y Paul Epworth entre otros como coautores de los temas.

https://www.billboard.com/articles/news/magazine-feature/6874217/adele-windfall-her-25-songwriters-producers-13-million

Sinceramente, no creo que estos magníficos productores hayan intervenido de forma determinante en la autoría de los temas en los que se les acredita como para figurar como coautores.

Esta circunstancia nos muestra una vez más una dualidad sangrante en la explotación del derecho de autor:

La fortaleza del sistema de recaudación-reparto del derecho de autor a nivel mundial. Este sistema, aún con los fallos y carencias que conocemos, es seguramente el que mejor funciona de toda la cadena de explotación de royalties-derechos.

La debilidad del autor, que ve cómo todo el mundo quiere sacar tajada de su trabajo, precisamente por la cuantía del beneficio que puede generar y el buen comportamiento del sistema de explotación.

Como siempre, en esta industria cambiante y con muy buenas expectativas de crecimiento, tenemos que seguir muy atent@s, para evitar los mordiscos al porcentaje que a duras penas podemos mantener sobre los dineros que generan nuestras obras.

Manuel Aguilar, 2019

No parece que a Google le inquiete una nueva multa por malas prácticas, como la que le impuso la Unión europea en junio de 2017, por valor de 2,4 miles de millones de euros (fuente New York Times) El área antimonopolio de la UE encontró pruebas suficientes de que Google estaba favoreciendo irregularmente sus servicios frente a los de sus rivales. Pero ellos siguen en sus 13 (¿hemos dicho 13?) con las prácticas lobbisticas sospechosas.

Ya sabéis que ahora estamos los autores en vilo, pendientes de que se ratifique la nueva Directiva Europea de Derecho de Autor, por la que, entre otras cosas, se va a regular la manera en que YouTube (propiedad de Google) tendrá que hacerse responsable de la música y audiovisuales que suben sus usuarios, y pagar en consecuencia. Sabed que, hoy por hoy, YouTube paga 16 veces menos que Spotify a los creadores, teniendo un volumen de vistas enorme. 16 veces menos, o sea 13 + 3…

Esto va a representar un coste extra para Google que no está dispuesta a asumir. Tampoco le hace gracia el control que eso supone, acostumbrada como está a ser una empresa que viene haciendo lo que le viene en gana. Las prácticas que viene usando para contrarrestar esta Ley, sobre todo lo relativo al Artículo 13, se sitúan ya en niveles de difícil calificativo.

Esta ley europea es muy importante para la defensa de los creadores en Europa y el resto del mundo, por lo que es crucial su aprobación. Para que estés preparado/a de cara a la pelea que se avecina, te explicaremos en varias entregas el asunto. Hoy empezamos con la Intro, para cuando lleguemos a la Outro estarás al tanto de todo lo relativo al «temible» Artículo 13.

(imagen de 20 minutos)