Siendo tan apasionantes como llenos de peligros y oportunidades los tiempos que nos toca vivir, cada día hacen saltar
las alarmas de cambios drásticos en la gestión de nuestros derechos, sean de autor o artista.
Hace meses que AMA se hizo eco del malestar expresado por artistas como The Black Keys, Radiohead o David Byrne, quienes en otoño de 2013 expresaban en el periódico británico The Guardian y otros medios su decepción (como poco) por la exigua cantidad que reciben los creadores de servicios de distribución y venta de música online, sea a través  de descargas o de streaming. Muy desencaminados no van, porque fijaos en lo que obtiene el autor del reparto de las cantidades que ingresan servicios como iTunes y Spotify.

iTunes (por tema descargado)

Productor (o sea, la discográfica): 57 céntimos
Autor: 7 céntimos
Distribuidor y otros derechohabientes: 18 céntimos

Total : 0,82 euros + 21% IVA = 0,99 euros

Spotify (por suscripción mensual)

Productor (o sea, la discográfica): 4,55 euros
Autor: 0,99 euros
Distribuidor y otros derechohabientes: 2,73 euros

Total : 8,27 euros + 21% IVA = 10 euros

Si bien la solución de esta situación requeriría en mi opinión de una acción global, ante la ausencia de ésta se ha puesto en marcha
una iniciativa de un congresista norteamericano, Doug Collins, representante por Georgia, quien ha hecho una propuesta de modificación de la ley vigente en Estados Unidos, que permita la implantación de tarifas más acordes a los tiempos y a los nuevos usos de la música.

Entre tanto, en un escenario paralelo, se gesta la posible salida de de las grandes editoriales de las entidades de gestión americanas, ASCAP y BMI (similares a SGAE en España). Las grandes editoriales (Majors) como Sony/ATV o Universal se sienten con capacidad suficiente para gestionar por su cuenta la recaudación y reparto de los derechos online (como mínimo) y ahora vislumbran la posibilidad legal de hacerlo.
Como de costumbre, una interpretación contradictoria de dos diferentes jueces ha posibilitado este desaguisado. Mientras que la juez Cote establecía en septiembre del año pasado que no era posible gestionar por separado el uso online de las obras, tres meses después el juez Stanton dictaminaba que, si los editores habían retirado la licencia de algunos usos de obras a ASCAP y BMI, entonces tenían que retirarles todas las licencias para todos los usos (¡), asi, dicho de una forma sencilla.

Esto abre la puerta a una más que probable salida de las Editoriales Majors de las “Sgaes americanas” o como mínimo a un conflicto acompañado de negociaciones largas y duras. Visto lo visto, resulta difícil de creer que todo esto vaya a favorecernos a ti y a mí, autores de a pie.

Manuel Aguilar
Vicepresidente de AMA
Miembro del Consejo de Dirección de SGAE

El pasado día 25 de Febrero el miembro de la Junta Directiva y Vicepresidente de Pequeño Derecho de SGAE Jose Miguel Fdez Sastrón, acompañado de Manuel Aguilar, también miembro de la Junta Directiva y Consejero de Dirección de SGAE se reunieron con AMA, (entre otras Asociaciones de Músicos) para informarnos de diversos temas de actualidad.

Este es el resumen de los temas que se trataron, con algunos comentarios y opiniones hechas a título personal:

1.- La próxima LPI (Ley de Propiedad Intelectual)

En opinión de José Miguel Fdez Sastrón, los 2 mayores peligros a los que se enfrenta nuestra profesión con la entrada de la nueva LPI son:

.- La imposición de tarifas por el uso del repertorio por parte de terceros; el Estado se va a reservar el derecho de regular el precio por el uso de nuestro repertorio; si no hay acuerdo entre las partes.

Nuestra intención es que la futura ley, que aún tiene que pasar el trámite parlamentario, pueda ser mejorada hacia nuestros intereses; si bien es cierto que es una empresa muy difícil, por la mayoría absoluta existente.

.- La compensación por Copia Privada;

Por si alguien no lo sabe aún; la Compensación por copia Privada ó “Canon” es una compensación económica que los Autores tenemos derecho a percibir por las copias que se hacen en el ámbito privado de nuestras obras; este es un derecho reconocido internacionalmente desde hace mucho años y se aplica desde la aparición de los soportes capaces de almacenar nuestras obras: Cassetees, cintas de video, CDs y DVDs vírgenes, pen-drives, tarjetas de memoria etc etc.

Pues bien; hemos pasado de recaudar anualmente 100 millones de Euros por este concepto (que antes pagaban las multinacionales del sector tecnológico) a tan sólo 5, que ahora van con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Es decir: el canon antes lo pagaban las multinacionales tecnológicas y ahora lo pagamos todos los españolitos, incluyendo jubilados y parados, hagan ó no uso de material protegido por Derecho de Autor.

SGAE ha sufrido una derrota en toda regla a cargo las multinacionales del sector tecnológico, que agrupadas en AMETIC, han sabido presionar a los gobiernos, manipular y tergiversar torticeramente a la opinión pública a través de la “Asociación de Internautas” y algunos medios de comunicación, fomentando una demonización de SGAE frente a la sociedad y consiguiendo ahorrarse de 100 Millones de Euros al año que antes pagaban a SGAE y ahora engordan sus arcas; puesto que esta rebaja en sus costes no se ha visto trasladada a una bajada de los precios de sus productos.

Con esto ya se ha demostrado de sobra que intereses estaban realmanete detrás de la mal llamada “Asociación de Internautas”.

La buena noticia es que en los próximos años se va a unificar este “canon” en todos los países de la UE, dando lugar a un más que probable incremento de los ingresos para SGAE por este concepto; pero hasta que llegue ese momento la situación va a ser muy dura para todos los Autores.

2.- Los programas nocturnos de TV,

Manuel Aguilar nos presentó y explicó un informe que arroja bastante luz sobre la situación actual. Esto es un resumen de lo que dijo:

.- En la actualidad, un total de 580 Autores están percibiendo derechos por este sistema de explotación de obras.

El reparto de los derechos que paga la SGAE procedente de las TVs se hace teniendo en cuenta las franjas horarias y la tarifa de publicidad de cada franja, este es el cuadro que refleja la situación actual:

Franja

%Audiencia

€ Reparto

% Tarifa Publicitaria

 
De 02 a 08h

0,55

58,94

1,19

Nocturnos

De 08 a 14h

5,31

10,87

4,48

De 14 a 18,30h

26,4

7,05

19,42

De 18:30 a 20:30h

20,38

8,17

18,82

De 20:30 a 00:30h

39,49

13,17

46,28

Prime Time

De 00:30 a 02h

7,86

1,81

9,28

De este cuadro se podría sacar éstas conclusión:

.- Del total que pagan las TVs por la licencia por usar todo el repertorio, casi un 60% se reparte en los programas nocturnos; habiendo a esa hora una audiencia del 0,5%

En otras palabras: las TVs pagan una millonada a SGAE por programas que nadie los ve.

Mi comentario al respecto: Es evidente que existe una disociación muy seria entre las obras que el público consume y las obras que más dinero recaudan en SGAE, ésta situación de no corregirse puede tener unas consecuencias nefastas para SGAE.

Puesto que usan muy poca música a horarios normales, hay peligro de que las TVs dejen de usar nuestro repertorio y por tanto dejen de pagar la licencia de uso.

Manuel Aguilar nos comentó igualmente que en el pasado se han cometido muchos abusos y prácticas fraudulentas, como el registro de la misma obra múltiples veces con diferente título, la ejecución de obras de dominio público que se registraban como arreglos propios sin serlo, etc.

Todo esto, fruto de la picaresca más deleznable por parte de algunos, es consecuencia de la falta de regulación y claridad en las normas; se está trabajando para hacer una norma clara y que no puedan darse más estas situaciones de abuso y pillería, de dudosa moral y que tantísimo daño hacen a la imagen de nuestro colectivo.

3.- La explotación de obras en el entorno digital:

Los hábitos de consumo de música por el público cambian rápidamente; en el último año 2013 se produce un aumento espectacular del consumo de música en Streaming (en Spotify y Youtube principalmente) reduciéndose tanto la venta de discos físicos como de compras de archivos digitales.

La tendencia está clara: cada vez menos gente compra música, porque la tiene disponible siempre que quiera en Internet.

El futuro es así y los Autores tenemos que posicionarnos. Las malas noticias es que las multinacionales nos han ganado por velocidad, firmando acuerdos muy ventajosos por uso de sus catálogos en Streaming, así pues a día de hoy solo un 2% que lo que se paga por uso de repertorio en Streaming va para el Autor; es decir: de lo que pagan las empresas de música en Streaming el 98% se lo quedan los productores (las discográficas)

Esta situación, que se da en todo el mundo, es absolutamente injusta y discriminatoria hacia los Autores, y SGAE hace causa común con otras sociedades de gestión de otros países para renegociar esto.

En Europa esta negociación está liderada por SACEM, la Sociedad de Gestión de Derechos de Autor Francesa.

4.- La pérdida de peso del Pequeño Derecho en SGAE:

Efectivamente, el Pequeño Derecho, es decir nosotros los músicos, que somos el motor, la razón de ser y la mayoría más importante en SGAE, estamos perdiendo peso en la Junta Directiva, hemos perdido la presidencia y en muchas votaciones los miembros de los otros colegios + el colegio Editorial nos hacen “pinza” en contra de nuestros intereses.

La situación es grave y desde el Pequeño Derecho, usando nuestra mayoría de base real, vamos a intentar cambiar las reglas de juego, informando a los compañeros de lo que pasa con vistas a cambiar los estatutos para evitar los abusos en contra de los Autores de Música que se están produciendo en la actualidad.

Cabría preguntarse: ¿porqué hay 4 miembros Editores en la Junta Directiva representando a las multinacionales, si sólo quedan 3 de ellas (Sony, Warner y Universal)?

¿Que hace sentado en la junta directiva un miembro Editor representando a las Editoriales independientes, cuando éste miembro ha vendido su catálogo a una Multinacional?

¿Porque los miembros Editores de la Junta Directiva pueden repetir indefinidamente mandato y el resto de miembros tiene limitado sus mandatos a dos?

Los músicos Autores miembros de Pequeño Derecho afirmamos que los intereses de las Editoriales están sobre-representados en SGAE, y los intereses de los creadores en general, y de los músicos en particular, infra-representados.

Tenemos que organizarnos, e informar al colectivo de compañeros de lo que pasa, para que en Asamblea General, podamos con nuestra mayoría de votos cambiar aquellos estatutos clave para recuperar esa “E” que nos arrebataron hace años los Editores y que la SGAE vuelva a ser lo que debe ser: La Sociedad de Autores de España.

Alejandro de Pinedo

Vocal de AMA

Productor de Rosa López y Daniel Diges