Última entrega del argumentario del Parlamento Europeo acerca del Artículo 13 y el resto de la Directiva Europea de Derecho de Autor en el Mercado Único Digital. En este último capítulo la traducción corre a cargo de nuestro Tesorero Manolo Aguilar, mientras que de las dos anteriores se encargó nuestro Presidente Javier de Juan. Javier y Manolo reeditan así, aunque en el ámbito del derecho de autor, el tándem que les dio a conocer en el sector musical como base de ritmo muy solicitada en las grabaciones de los años 80.

¿Esta Directiva afecta a los memes?

El borrador de la directiva no recoge regulación alguna sobre los memes, por lo que nada se establece a favor o en contra de ellos.

Los memes se relacionan con los derechos genéricos de cita o parodia, y estos derechos no son objeto de esta Directiva. Esta Directiva está enfocada a determinar la responsabilidad de las Plataformas respecto a las obras protegidas por derechos intelectuales. Las leyes de cada país establecen el balance entre libertad de expresión y derecho a cita/parodia, no es la finalidad de esta Directiva. Es un hecho que algunos países restringen más que otros el alcance del derecho de cita/parodia, pero este es un debate que debe ser desarrollado a escala nacional.

¿A qué se deben las numerosas objeciones que viene cosechando esta Directiva?

Esta Directiva ha sido objeto de intensas campañas. De hecho, las estadísticas realizadas en el seno del Parlamento europeo muestran que l@s europarlamentari@s rara vez (o nunca) habían sido objeto de un grado similar de acción lobbistica anteriormente (en forma de llamadas telefónicas, emails, etc.)

Este tipo de campañas generalmente tienen un efecto de “bola de nieve”, que pretende establecer conceptos como que la Directiva “rompe Internet” o “acaba con Internet” tal y como la conocemos. Desde el momento en el que esta Directiva no reconoce nuevos derechos a los creadores, ni impone nuevas obligaciones a las plataformas o a los agregadores de noticias, tales campañas parecen excesivas.

Hay numerosos ejemplos y precedentes de campañas prediciendo resultados catastróficos que jamás han resultado ciertas. Por ejemplo:

Las telefónicas argumentaron que la eliminación de las tarifas de roaming pondría en peligro su viabilidad. Los lobbies del tabaco y la restauración predecían que el público dejaría de ir a bares y restaurantes debido a la prohibición de fumar. La Banca dijo que, de implementarse medidas más duras en la regulación de sus operaciones, no podrían seguir dando créditos a empresas y particulares. El lobby de las tiendas duty-free llegó incluso a augurar el cierre de aeropuertos debido al cese de la exención de impuestos en los artículos de dichas tiendas. Nada de todo esto ha sucedido.

¿Es el principal propósito de la Directiva la protección del pequeño creador de contenidos?

Aunque el borrador de la Directiva está orientado a ayudar a todos los creadores a la consecución de una posición mas sólida en las negociaciones con las plataformas, los principales beneficiarios van a ser los creadores a pequeña escala. Otros agentes de mayor envergadura en el sector cuentan en general con despachos de abogados y asesores que les asisten en la defensa de sus derechos, mientras que el pequeño creador no cuenta con los medios suficientes para permitirse esos costes.

Se escuchan quejas respecto a la posibilidad de que, conforme a lo establecido en el Artículo 13, algún contenido pueda ser retirado de las plataformas si se desconoce quién es el propietario de los derechos.

La intención que anima el Articulo 13 es proporcionar a los creadores una posición más fuerte a la hora de reclamar una compensación justa por la explotación de sus obras. Por ejemplo, en el caso de un artista que ha notificado a plataformas como YouTube que determinadas obras son de su propiedad. Por el contrario, si se desconoce la identidad de los titulares de los derechos, no se puede pedir responsabilidad a la plataforma.

Es una queja recurrente que la directiva va a tener un profundo y negativo impacto en los medios de vida de cientos de miles de personas…

Lo más probable es que ocurra todo lo contrario: la intención de la Directiva es ayudar a numerosos creadores a que tengan los medios de vida que merecen por el uso de sus obras, y que necesitan para poder seguir creando. La Directiva persigue que una mayor cantidad de dinero vaya a los artistas y periodistas en lugar de a los agregadores de noticias y sus accionistas, una transferencia de recursos que potencia la creación de puestos de trabajo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.