Compartimos esta reflexión de nuestro Secretario General, Manolo Aguilar, al hilo de la entrega del Premio Mejor Autor de Canciones del año a Bad Bunny, en los Premios ASCAP LATINO.
A ver si consigo explicarme con este asunto. Lo primero, aclarar, cosa que no veo que haga nadie, que este premio de ASCAP es en la categoría de Autor de música LATINA. El premio al mejor autor en general se lo han dado por segundo año consecutivo a Louis Bell. Después:

1.- Yo defenderé los derechos de autor de Bad Bunny con la misma intensidad que los de cualquier otro autor.

2.- Yo defenderé la libertad de expresión a muerte.

3.- Yo entiendo algo de Industria Musical. En ese sentido, el peso del reguetón y afines hoy en día es demoledor. Enhorabuena.

4.- Una cosa es que exista un determinado estilo o género musical y tenga éxito y otra muy distinta es que es género sea HEGEMÓNICO.

Si el reguetón es el género hegemónico, algo está pasando en la sociedad que no me parece lo mejor. No es lo mejor que un género poblado de letras e imágenes sexistas sea hegemónico. No es lo mejor que un género con producciones elementales y el MISMO RITMO SIEMPRE sea hegemónico.

No es lo mejor la desarmonización, no es lo mejor la insoportable levedad de su discurso musical, o la monotemática vulgaridad sexista de sus letras.
Por tanto, aún entendiendo de Industria Musical , aún sabiendo cómo, por qué y para qué la ASCAP otorga este premio, creo que en una Sociedad de Autores como esa, por lo menos, el nombre de los Premios debería ser otro, por ejemplo: Autor más vendedor, o más stremeado o similar.

El titulo de Mejor Autor del Año no es cuestión de que le venga grande o no al puertorriqueño, es que corresponde a otra Liga muy distinta, con valores muy distintos, a esa en la que él juega.